Donde está la novia!?

La gran mayoría de nosotros hemos tomado un par de copas extras en una fiesta, como también hemos visto a amigos cercanos pasar por ese momento. Lo bueno, es que la fiesta no era nuestro matrimonio.

Amanda era una de esas futuras novias que no lograba relajarse ni siquiera por unos minutos, tenía exceso de nervios e incluso dejaba de comer. Nosotros le decíamos que todo estaría bien, que se relajara ya que eso no le haría bien, y si seguía así, no podría disfrutar al 100% de lo que venia en un par de días, su matrimonio. Se entiende que los nervios estarán presentes, pero ella, realmente no lograba controlarlos muy bien.

Llegó el día de su matrimonio y la vimos por la mañana, le recomendamos nuevamente que comiera algo y le mostramos que todo estaba funcionando de maravillas; Fue ahí donde nos prometió hacerlo y se marchó a la previa del momento mas importante de su vida.

Pasaron las horas y Amanda ya era toda una Señora, llegó al salón preciosa! un traje blanco clásico con detalles brillantes y un tocado increíble. Ahí estaba, radiante junto a su Marido. El vals y comenzaron los saludos.

En el coctel comenzó a tomar aperitivos, luego en la cena un par de copas de vino y venían los brindis mesa por mesa; Si bien recordamos, eran casi 13, por lo tanto 13 brindis que no le serían indiferentes.

Llegó el momento de los juegos clásicos, la liga y el ramo, pero..donde está Amanda!?

Comenzamos a buscarla por todos lados y nadie sabía de ella, hasta que llegamos al baño y ahí estaba… de rodillas abrazada al wc, con su traje claramente de otro color, un tocado por el suelo y un notorio estado de embriaguez; En resumen, se nos curó la novia!

Tuvimos que formar a los garzones entre el baño y la cocina del salón para poder sacarla en brazos, y luego de la devolución de la taza de café, supimos que ya la novia no estaba en condiciones de volver a su fiesta.

Siendo la 1am, se llevaron a Amanda al hotel, no hubo ramo, no hubo liga ni tampoco corte de torta. A los invitados les dijimos que los novios adelantaron su partida al hotel y su luna de miel, no fue mayor problema.

Muchas veces nos hemos encontrado con Amanda por las calles de Arica, ahora se rie de ese momento, pero siempre nos dice que debió hacernos caso.

Señoritas futuras novias!! Apunten esto en su agenda, es super importante que ese día coman algo liviano, es una larga noche, llena de brindis y necesitarán mucho aguante. No querran ser la Amanda 2.0 cierto?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *